jueves, abril 20, 2006

Mascotas responsabilidades, obligaciones

Jamás pensé que me encariñaría tanto con una mascota después del Snoopy, peor una que no es mía... y que pa' colmo se mueve por la casa escapando de nosotros y del Cocky(nuestro perro que lo molesta constantemente).

Desde noviembre del 2005 tenemos en la casa un conejo (Pupy), novedad/regalo/mascota que mi madre por $1.500 trajo de una ida a la feria a mi sobrino (cabe señalar que se preocupa harto por los animales que tenemos y hemos tenido).

Y claro de a poco comencé a tomarle cariño al bichito... y no es que sea muy bonito siendo sincera su color no es el mejor ya que mezcla el gris moteado con café, muerde si lo tomas (claro si logras pillarlo), es esquivo, cuesta hacerle cariño, etc. Hasta la semana pasada todo bien, alimentación, aseo y convivencia piola sin mucho conocimiento sobre ellos lleva mas de 4 meses en la casa.

Todo bien, hasta el viernes pasado donde al tomarlo me percate de que estaba bajando de peso, que se rascaba las orejas y en general que estaba mas inquieto de lo normal, al examinarlo mejer descubrí que tenia una especie de costra producto de alguna supuración en el interior de una oreja, tanta era esa especie de costra que le tapaba por completo el canal auditivo.. y bueno fin de semana feriado, ni hablar de encontrar a un veterinario abierto hasta el lunes, y consideraba medio patuo llamar a mi prima Romi para preguntarle si no la llamo nunca ni para saludar.
Así que el sábado decidí usar el recurso disponible de información "Internet" para ver que podría ser eso que le afectaba.
Llegue a varios sitios de cuidado de estos animalitos algunos buenos, algunos malos, pero en todos ellos detallaban cosas que simplemente no sabia sobre ellos.

En la casa claro comía bien, dormía, estaba limpio pero por instinto nuestro... en realidad no sabíamos muchas de ellos. Cosas que conocí o comprendí recién al leer la información que encontré en la red. Ellos soportan hasta -10º bajo cero sin problemas pero, que sobre los 35º grados pueden morirse de un ataque al corazón, que cualquier susto fuerte también les puede provocar un ataque, que deben comer a parte pelets, frutas y verduras una serie de semillas, de que eran animales de hábitos, que aprendían bastante rápido detalles cotidianos, que son bastante alérgicos y que sufren una serie de enfermedades algunas muy difíciles o simplemente que no pueden tratar.
Entre toda esa información me sentí perdida... y más alerta que nunca pues leía en ella el peligro respecto a lo que vi en oreja del Pupy.

Para mi calma después de varias lecturas descubrí que tenia un tipo de sarna auricular bastante común entre ellos, y que gracias a Dios no se transmite a los humanos, reconozco que al leer sarna se me pararon todos los pelos de espanto, pero decidí poner en práctica la forma de sanarlo, que consistía en soltar con agua tibia y sacar todas esas costras del interior de su oreja.

Con harto miedo he de reconocer pues no soy de aquellas que gusten de hacer sufrir a los animales me arme de agua tibia, toalla, algodón, tips y pinzas para intentar sacar esas costras de su oreja.
Fue una de las horas más largas que he pasado...fue una lucha constante para mi el tenerlo sujeto, de no apretarlo demasiado, de no saber hasta donde podía llegar con las pinzas y tips pues no sabia la morfología de su oreja. ¡Tenia tantas costras en su orejita!, tantas que no sabía como lo soportaba.
¡Tantas! ¿Cómo no me di cuenta de ellas antes? ¡¿cómo no nos dimos cuentas antes?! Como teniendo un animalito no nos preocupamos antes de sus necesidades, enfermedades, vacunas y cuidado esenciales para su buen vida.
Afortunadamente la curación ha evolucionado bien y fuimos al veterinario a ver que onda freak el veterinario dijo "Que no sabia tratarlos, que eran muy complicados y que mejor buscáramos un especialista en animales más exóticos", ¡EXOTICOS! jajaja morí si costo $1.500 y lo compramos en una feria libre.
Finalmente llame a la Romi y me dijo que si la oreja estaba bien era porque realmente había sanado... y me confirmo lo complicado que eran, y me recomendó algunas cosas como saber si esta bien o tiene alguna dolencia.

Realmente no soportaría perder una mascota que se gano mi cariño por descuido mío, lo bueno es que he evolucionado muy bien con el tratamiento que le hice.

4 comentarios:

Sandra dijo...

Pucha no le ha sanado del todo .-.

/me buscando a un veterinario que atienda conejos.

Novio del Año dijo...

Que bueno que la historia tiene final feliz, ya me estaba doliendo la guata mientras leía... pero al final todo bien.
En mi casa de chico tuvimos varias veces conejos, algunos tan mansitos que parecian peluches, otros super agresivos que incluso te meaban si te acercabas mucho.
Casi todos se nos arrancaron en algún descuido, al único que vimos morir fue uno que le dió un ataque cardiaco mientras jugaba con nuestro perro.... fue trágico.
Con respecto al cuidado, yo también me las he tenido que dar de veterinario con mi perro, cuando chico sólo jugaba con las mascotas.

Saludos

Sandra dijo...

Ni tan feliz.. aun no logro sanarlo 100% y no he pillado a un veterinario que sepa antenderlos!!

¡Valor!

eduardo nicolás dijo...

Son lindas las mascotas, aunque yo soy un poco descuidado...

Qué bueno que hayas podido curarlo, algunos no gustan de los animales porque nunca han sentido el cariño que ellos te pueden dar (ni el que uno les puede dar a ellos).

:)