jueves, marzo 04, 2010

Sobreviviendo post terremoto

Este viernes era un día normal, nos íbamos a juntar con unos amigos en la casa de la mula a tomarnos unos tragos y a comadrear, la idea era juntarse la excusa fin o inicio de las vacaciones de algunos.
Lleve algo rico para picar y un capel cream toffe que no saque dada la cantidad de tragos que había cuando llegue :P

He de decir que tome y tome harto considerando lo que ahora hago en c.c. y lo que aguanto (pasé por chirimoya colada, piña colada, tequila y ron).. a eso de las 2 a.m. el hipo no me dejaba hablar por lo que decidí después de una penitencia extraña quedarme con el Diego que como no le hacia al Tequila estaba pal loly reposando en una cama.
Ahí conversamos y arreglamos el mundo hasta que cachamos que había pasado algo.. por ataos varios y copas demás la junta termino mal.. una de mis amigas quería irse y como no podía irse sola decidimos partir 4 mas...intente llevarlos a mi casa total no habia a nadie pero finalmente todos partimos para nuestros hogares.

Me baje en Las Rejas para tomar un taxi y a eso de las 3 ya estaba en mi casa(de las rejas a mi casa en auto con suerte son 5 minutos)... entre que le di comida al perro, fui al baño, me lave los dientes, tome mis remedios y me puse la camisa de dormir y ya eran cerca de las 3:30 a.m. me acuesto prendo el TV para poder dormirme + rápido (es el mejor somnífero que tengo) cuando comienza a temblar... es raro pero desde chica cuando tiembla siempre he afirmado/movido/acomodado el televisor y esta vez me pare a hacer lo mismo.. al volver a mi cama me doy cuenta de que esta cosa ya no era un simple temblor, que era terremoto y me quedo en el marco de la puerta (recordando de forma instintiva todas esas indicaciones en caso de terremoto que uno ha escuchado o leído durante el tiempo)...apago el TV y en ese justo instante comienza lo peor, la pieza se mueve de forma violenta, ¡el sonido de la casa moviéndose era aterrador! sentía como los vaso y copas se rompen en el comedor y luego un estruendo atroz ahí pensé que había cedido el mueble de la vajilla y que toda ella había caído al suelo, siento gritar a mi sobrina y comienzo a buscar a tienta zapatos que calzarme, ya con los zapatos puestos y dado que lo mas fuerte había pasado me moví a buscar velas, al llegar al living comedor cada paso que daba tropezaba con vidrios y cosas. Las velas estaban donde pensé... así que seguí a la cocina a buscar fósforos, tarea un tanto complicada si consideramos que la cocina y el calefón se encienden con chisperos, finalmente los encontré... En ese mismo momento mi hermano grita preguntando si estoy bien a lo que respondo que ¡si! gritando.

Con la vela encendida en la mano procedo a cortar el gas de la cocina y el del calefón...el abrí la puerta de la cocina que da al patio y compruebo que hay unos 10 cms de agua en el suelo producto del agua que la piscina perdió.

Parto a la casa de mi hermano para ver como están, al pasar por el comedor ya con algo de luz puedo ver que la biblioteca de los vasos esta separado de la muralla por al menos 30 cms y los vasos, copas y adornos están regados por el suelo...
Al salir al patio veo a mi hermano y compruebo que el estruendo no fue por loza quebrada sino que la muralla que nos separa de los vecinos se vino abajo quebrando la mesa con cubierta de vidrio que había en el patio... esquivando escombros, vidrios y la moto que tb se cayo producto del fuerte movimiento llegamos a la puerta de salida.
Ya en la calle comprobamos el estado de las casas de algunos vecinos el polvo y la poca luz general nos impiden ver la magnitud real de la cosa. A grito pelado comprobamos que nuestros vecinos de a los lados y frente están todos bien.
Instintivamente al volver a la casa busque mas velas y junte agua por si acaso y por consejo de mi cuñada me abrigue y calce zapatos gruesos.
De eso ya han pasado varios días, esa noche dormí un poco en el living de mi hermano que olía a chicha (producto de las botellas de vinos y licores que se rompieron) y después en mi casa, en mi dormitorio junto a él (mis sobrinos se quedaron con su mamá en la cama de mis padres) soportando replicas, escuchando la radio y enterándonos de el caos, la destrucción y la estupidez de algunos frente al terremoto.

Gracias a Dios mis padres llegaron a casa desde Quintero a eso de las 4:30 p.m. y gracias tb al funcionamiento parcial de teléfonos nos enteramos de que nuestra familia y amigos si bien asustados estaban sanos y salvos.
A nosotros no nos pasó nada, nuestras perdidas materiales son ridículas si las comparamos lo que miles de personas han perdido todo, o simplemente las comparamos con quienes no sobrevivieron.

Agradezco a Dios el estar a salvo, de estar junto a mi familia, que mis amigos estén bien.
La naturaleza otra vez nos sacude, nos pone a prueba, pero acá estamos poniendo el hombro y reconstruyendo.

Fuerza, ¡fuerza a todos! ya que lo que se no viene en tema de reconstrucción será largo.

1 comentario:

San.. dijo...

Ahora nos queda unirnos para levantar a nuestro hermoso pais!

FUERZA CHILE!

Te dejo este link para que te sumes a difundir las maneras de ayudar.
http://corazondenuez.blogspot.com/2010/03/fuerza-chile.html

Saludos!